Retablos: La influencia de la imaginería sevillana en el arte del patrimonio Andaluz.

Sebas Gallardo. La Basílica Menor y Parroquia Mayor de Santa María de la Asunción de Arcos de la Frontera es un templo en origen mudéjar de los siglos XIV o XV que tras unas profundas remodelaciones realizadas durante la primera mitad del siglo XVI quedó convertida en una espléndida iglesia gótica; aspecto éste que arquitectónicamente predomina en el interior, no así en el exterior, donde junto con elementos propios del arte ojival. Diego de Riaño arquitecto de origen cántabro y una de las figuras cumbres del plateresco español, desarrolla una amplia trayectoria profesional en Andalucía, siendo nombrado Maestro Mayor de la Catedral de Sevilla en el año 1528, y desde 1532 también Maestro Mayor de las iglesias de Arcos. Se sabe que trabaja en esta iglesia de Santa María, de planta de salón y tres naves de igual altura, siguiendo las obras comenzadas hacia 1520 por Alonso Rodríguez y Juan Gil de Hontañón, asimismo maestros mayores sucesivos de la catedral hispalense, de cuyo arzobispado dependía Arcos.

Interiormente destaca su importante Retablo Mayor, el cual representa la Asunción de la Virgen titular de la parroquia con la vida infantil de Jesús apóstoles y figuras bíblicas.
Concertado en 1585 por los artistas Juan Bautista Vázquez el Mozo y Jerónimo Hernández, que muere al año, siendo sustituido por su discípulo Andrés de Ocampo, quien realiza la mayor parte entre los años 1594 y 1608.

Esta iglesia de Santa María fue declarada Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento Histórico-Artístico Nacional en 1931.