No bajes tu mirada



No bajes la mirada Padre, si tu pueblo ha estado con tus ojos en sus ojos,
Si tu belleza ha inundado nuestros pensamientos y corazones.

No bajes la mirada Hijo de José, si tus hijos te han rezado cada día que no has estado,
Qué verdad había en los llantos y lágrimas que se han derramado.

No bajes tú mirada Hijo de María, si esa noche era fría,
Tú nos abrigaste bajo un cielo que te esperó siempre.

No bajes la mirada Rabí, que tu barrio está llorando
Y llorando está este siervo desde la noche que yo te vi.


Sebas Gallardo.