Amor

Discípulo y maestro, cónclave de gubias antiguas modelaron una cara a Dios.



Sebas Gallardo