El Hombre del rezo

Este Hombre es Dios, arrodillémonos ante y Él. 



Sebas Gallardo